Deja de ser tú para ser TÚ

Deja de ser tú para ser TÚ

12 septiembre, 2017 / Crecimiento Personal

Leyendo a Suzanne Powell en su libro “Atrévete a ser tu maestro” me encuentro con este párrafo que describe a la perfección la importancia de la impecabilidad en nuestras palabras, pensamientos, sentimientos y actos: “…podemos cocrear una nueva existencia, comprendiendo siempre que lo que eres en tu presente, lo que digas, lo que sientas, lo que vibres en este momento, creará tu mañana, tu futuro. Lo más importante es ser consciente de lo que piensas o lo que sientes en el aquí y en el ahora. Aquello en lo que hoy estoy vibrando, lo estoy creando para el mañana.”

Y tú, ¿en qué piensas, en que vibración estás, qué sientes hoy? ¿Estás vibrando desde tu verdadera Identidad viviendo como un aprendiz? ¿O tal vez pensando con una mente limitada y por lo tanto limitando tu experiencia como se hace cuando se vive desde el camino de la víctima?

Tu vida “despegará” en el momento en que decidas que lo haga. Hasta ahora, tal vez no seas consciente, pero no lo has decidido. Te has resistido, te has quejado, te has entretenido con tu ego. ¿Quieres que realmente despegue? Entonces cambia tu forma de ver y sentir la vida. Cambia tu forma de verte a ti. Piensa, habla, siente y actúa como el Ser que eres. Imagina como sería vivir desde la más alta percepción de ti mismo. Imagina cómo serías tú. Imagina lo que pensarías, dirías, sentirías y harías, y cómo responderías a lo que los demás dijeran o hicieran. ¿Ves alguna diferencia entre tu Yo real y tu Yo actual?

Una vez vista la diferencia entre dónde estás y dónde quieres estar empieza a hacer un trabajo consciente en tus pensamientos, palabras, sentimientos y actos. Céntrate en la acción interna y date cuenta de que tu único campo de trabajo eres tú. Hasta ahora tu campo de trabajo solía estar fuera, querías cambios en tu vida y creías que para ello tenían que cambiar los demás, incluidas las circunstancias. Acciones exteriores que no llevan a ningún lado.

Empieza el trabajo, un trabajo intenso para entrenar tu mente, para aprender a observar. Supone un control constante, segundo a segundo, de cada pensamiento, palabra, sentimiento y acción. ¿Es fácil o es difícil? Etiquetar y sentenciar como fácil o difícil es un acto del ego. Lo único importante es: ¿quieres o no quieres hacerlo? No se trata de un trabajo en el que los resultados se vean de la noche a la mañana pero si se trata de un trabajo en el que para ver resultados tienes que tener una implicación total y sentir que es tu momento de cambiar.

Así pues, ¿quieres que tu vida despegue? Deja de ser tú. Se trata de crear un estado mental y emocional nuevo, de elevar tu nivel de conciencia. De hacer un ejercicio de coherencia entre tus pensamientos, palabras, sentimientos y actos.

Empieza a imaginártela como quieres que sea. Examina cada pensamiento, cada palabra, cada sentimiento y cada acto y todo áquel que no cuadre con tu más alta visión, cancélalo y cámbialo por otro nuevo más acorde con tu nuevo Yo.

¿Cómo cancelarlo? La forma que yo uso, al igual que Suzanne Powell, es “cancelado, cancelado, cancelado”. Wayne W. Dyer dice: “siguiente”. El Dr. Joe Dispenza utiliza la palabra “cambia” y, uno de mis autores preferidos, Raimon Samsó dice: “cambio de pensamientos”… Busca la tuya y úsala porque sólo 20 segundos en un pensamiento negativo, según los estudios de E. y J. Hicks, activa ese patrón de vibración. ¿Y te das cuenta de la cantidad de tiempo que dedicas cada día a hablar de tus problemas o a pensar en ellos?

La vida es una creación. Estás creando tu vida a cada minuto. Con cada uno de tus pensamientos, palabras, sentimientos y actos creas tu día a día. Obsérvate. Es cuestión de disciplina. Es cuestión de proponérselo. Es cuestión de pensar dos veces.. cuando piensas qué difícil es la vida, piensa otra vez; cuando piensas que no puedes salir adelante, piensa otra vez; cuando piensas que no eres feliz, piensa otra vez y así continuamente… piensa otra vez. Puedes entrenar tu mente para hacer esto, ¡fíjate sino lo bien que la entrenaste para no hacerlo!

Tal como dice el Dr. Dispenza: “Deja de ser tú”. ¿Por qué no probar a ser una persona diferente? Como decía Albert Einstein,

No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos

Esta claro que si tu forma de pensar fuera la correcta no necesitarías cambiarla porque tus problemas ya habrían desaparecido. Si queremos hacer un cambio real y duradero en el tiempo, tal como dice Raimón Samsó: “Es hora de probar a aplicar soluciones espirituales para problemas materiales. La secuencia a seguir es Ser, hacer, tener”

Entonces entremos en materia, ¿por qué no consigues lo que quieres en la vida? En realidad, siempre consigues lo que pides, el tema está en que pides mal, sueles centrarte en lo que no quieres, en vez de en lo que quieres, y cada vez que piensas en algo que no quieres, lo invitas a entrar en tu vida. De aquí la importancia de entrenar tu mente para observarte.

También tienes que tener en cuenta que cuando tu nivel de conciencia es más bajo que el de tu deseo, lo que deseas va a tener una vibración diferente a la tuya. Lo que eres y lo que quieres no coinciden y al final lo que ocurre es siempre lo que eres… ¿Y qué eres? Eres tu nivel de conciencia es decir, el conjunto de tus pensamientos, palabras, sentimientos y actos. Cada nivel de conciencia está conectado a un nivel de manifestación en tu vida y eso es lo que manifiestas cada día, lo que eres.

Entonces, tal como te decía antes, deja de ser tú, deja de ser ese Yo falso que vive desde la mente, y empieza a vivir desde tu Yo auténtico, desde tu Ser. Date cuenta de que el “traje” que has llevado puesto hasta ahora ya no encaja contigo. Que si quieres una vida diferente, tienes que pensar diferente. Ser, hacer, tener….esta es la forma. ¿Qué significa esto? Dale más importancia al Ser, trabaja la acción interna, trabaja para vivir desde tu verdadera identidad.

Recuerdo el día en que me di cuenta de que mi “traje” ya no encajaba conmigo. Estaba en un retiro de meditación en un monasterio budista en el Himalaya, aunque bien es cierto que el lugar es lo de menos, lo importante fue la cantidad de tiempo que tenía para pensar. Allí me di cuenta de que tenía todas las herramientas para mejorar mi vida al margen de mis circunstancias, que no eran especialmente buenas en ese momento.

Después de años de varios procesos muy dolorosos, entré en una espiral de negatividad. Todo el conocimiento que había acumulado con cursos y leyendo infinidad de libros no servía de nada si no empezaba a interiorizarlo a través de la observación. Y así lo hice, me di cuenta de que mi campo de trabajo era el Ser, y empecé un trabajo muy intenso en mí. Un trabajo para dejar de ser Yo, el Yo que sobrevivía a sus problemas y que no sabía como salir de ellos. Un trabajo para elevar mi nivel de conciencia, para empezar a vivir desde mi Ser, desde mi verdadera Identidad. Ahora la pregunta más importante de todas es: ¿Cuándo vas a cambiar tu “traje”?

“Deja de ser tú porque ocurre lo que eres”

Agradezco a los libros “El código de la manifestación” de Raimon Samsó y “Conversaciones con Dios” de Neale Donald Walsch, la inspiración para escribir este artículo. Espero que te haya sido útil para conocerte mejor y para poder tomar la decisión de disolver tu ego y empezar a vivir desde tu Ser.

Si es así, te animo a que te unas a nosotros en nuestro curso “Inteligencia Emocional para ser TÚ”. Apúntate ya en el email info@ralaya.com . Me encantará conocer tu opinión, resolver cualquier duda que tengas y seguir nuestra conversación.

Chelo Pastoriza
Coach y Economista experta en desarrollo personal y de equipos

error: