RALAYA

Evaluación y tratamiento personalizado  Dotación de recursos y herramientas para potenciar el crecimiento personal Priorizamos el establecimiento de una buena relación terapéutica basada en una escucha activa impecable.  Optimización del tiempo, utilizando el menor número de sesiones posible. Formación específica y continuada  por parte de los miembros de nuestro equipo

imagen182
IDENTIDAD

IDENTIDAD

Tu verdadera Identidad te aporta la confianza y los recursos para llevar a cabo todos tus proyectos personales y empresariales. Desde ella, asumes la responsabilidad de tu vida al hacerte consciente de que todo lo que te sucede es creado por ti para manifestar lo que eres.


LEER MÁS

MÁS ALLÁ DEL COACHING

MÁS ALLÁ DEL COACHING

Nuestra metodología, “Coaching para la Identidad, Liderazgo Personal y Empresarial” es un proceso de observación y responsabilidad, donde trabajamos desde la confianza en lo que eres para conectarte con tu Identidad, y así llevar a cabo tus proyectos desde el liderazgo


LEER MÁS

LIDERAZGO

LIDERAZGO

Hablamos de un liderazgo con mayúsculas, un antes y un después. Un liderazgo que entiende que la vida tiene un orden desde el que el equilibrio y el éxito se manifiestan con absoluta normalidad, y las personas y las organizaciones se transforman a una velocidad impensable.


LEER MÁS

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Autem, tempore!

Más información

Últimas entradas del Blog

¿Por qué sufrimos en las relaciones de pareja?

febrero 1, 2018 - 1:39pm

Vamos a empezar con una observación, la inmensa mayoría de las parejas se relacionan desde…

Deja de ser tú para ser TÚ

septiembre 12, 2017 - 7:06pm

Leyendo a Suzanne Powell en su libro "Atrévete a ser tu maestro" me encuentro con…

Diciendo SÍ a la vida

mayo 7, 2017 - 7:00pm

Nos pasamos la vida juzgando, quejándonos y queriendo controlarlo todo. Intentamos que las cosas sean…

Testimonials

[su_dropcap style=”flat”]H[/su_dropcap]

oy en día ya no se hace carrera subiendo peldaños, sino construyendo puentes. Precisamente yo era de las que pensaba que tener un coach era un capricho de esa gente “bien” que siempre quiere estar a la última.

[su_expand hide_less=”yes” link_color=”#61788c” link_style=”dashed” more_icon=”icon: arrow-circle-o-down” less_icon=”icon: arrow-circle-o-up”]

Una historia algo surrealista es la que me hizo conocer por casualidad a Javier, quien me dio apoyo en otro tema y me introdujo en el mundo del coaching. Al principio no acababa de entender la necesidad de ser guiada, al fin y al cabo, en una empresa hay que trabajar mucho, tomar decisiones, ser racional y basarse en datos objetivos.

Sin embargo, gracias a Javier, aprendí que sacar adelante una empresa tiene lugar de forma mucho más fluida y armoniosa si la persona que está al mando de la misma está conectada consigo misma. Y ahí es donde entra en acción el coach, quien no toma decisiones por nosotros, pero nos hace sacar a cada uno lo mejor que tenemos y nos enseña a ver todo desde perspectivas diferentes. Capa por capa y con mucha paciencia Javier me ayudó a reconocer mis puntos fuertes y, cómo no, también mis puntos débiles. Ni falta hace decir que siendo consciente de esto, ya tenemos mucho terreno ganado! De repente descubrí que tenía talentos en ámbitos que antes me infundían miedo y ahora hasta me divierten. Cuántas creencias me ayudó a tirar por la borda, y ahora me veo navegando con mayor ligereza, aprovechando el viento independientemente de dónde venga. Podremos estar al timón, pero no podemos influir en la dirección del viento, y ahí radica el arte de vivir, en sacar el máximo partido de cada situación y ver siempre el lado positivo de las cosas.

Con Javier, aprendí a observarme y reconocer que cuando empiezo a sentirme desbordada, lo que he de hacer es volver a conectar conmigo misma. Y que para ello tengo que dejar a un lado la vorágine y mi interminable lista de tareas pendientes e irme a la naturaleza, al mar, a bailar, a donde sea, pero con el fin de reconectarme. Me costó mucho este tema, porque ya en mi infancia me grabaron a fuego la importancia del trabajo y ni se imaginan el cargo de culpa que esto me generaba. Y qué maravilla fue para mí, constatar luego que, después de un pequeño parón no hacían más que venirme nuevas ideas a la mente y volvía al trabajo con fuerzas renovadas y una motivación inusitada – y las tareas se iban resolviendo en un abrir y cerrar de ojos y por orden de prioridad. ¡Todo fluye como por arte de magia!

Para mí, todo esto conllevó también un aprendizaje espiritual: a entender que todos somos uno, que todos salimos ganando si trabajamos juntos desde el respeto, la comprensión y la responsabilidad. Que, tanto en tu vida privada como profesional, sin forzar nada, tiene lugar una criba tal que automáticamente entran en tu ámbito de acción las personas idóneas y salen las que no van con tu forma de ser. Que ya no valen las leyes de antes, de quién es el más fuerte y tiene más títulos y pisa a los que se encuentren en su camino. Que si hay un pastel a repartir, no hay que luchar por ver quién se queda con el trozo más grande, sino que todos nos hemos de sentar, ser creativos y pensar cómo lo podemos hacer más grande para que todos salgamos ganando. Es posible y entre todos podemos construir un mundo mejor si salimos de los clichés del tipo “el que quiere celeste que le cueste”, el de ir por la vida con el “ o tú o yo”, etc… ¡Hay lugar para todos! Sólo hemos de observarnos y escucharnos y poner al servicio de la humanidad nuestros dones, dejando que otros brillen en otros ámbitos. ¡Eso sólo puede generar riqueza, compenetración y abundancia!

[/su_expand]

Karin Lundberg (Barcelona)

[su_dropcap style=”flat”]H[/su_dropcap] oy en día ya no se hace carrera subiendo peldaños, sino construyendo puentes. Precisamente yo era de las que pensaba que tener un coach era un capricho de esa gente “bien” que siempre quiere estar a la última. [su_expand hide_less=”yes” link_color=”#61788c” link_style=”dashed” more_icon=”icon: arrow-circle-o-down” less_icon=”icon: arrow-circle-o-up”] Una historia algo surrealista es la que […]

[su_dropcap style=”flat”]M[/su_dropcap]

i experiencia con la coach Chelo Pastoriza fue muy positiva y enriquecedora. Tuve la suerte de cruzarme con esta gran profesional que, además de tener una muy buena formación que articula perfectamente a la hora de ejercer como tal, lo más importante es el valor añadido que tiene como persona y su calidad humana.

La experiencia es un grado y Chelo tiene una sabiduría que va mucho más allá de su formación, inherente a su persona, experiencias personales y vivencias que son las que te impregnan cuando está trabajando contigo. Todo lo hace de una manera muy fácil, involucrándose al máximo en cualquiera de los temas que le planteas y buscando caminos alternativos para llegar a la finalidad: sentirse mejor. Gracias Chelo ¡por todo!

 

Ana (Vigo)

[su_dropcap style=”flat”]M[/su_dropcap] i experiencia con la coach Chelo Pastoriza fue muy positiva y enriquecedora. Tuve la suerte de cruzarme con esta gran profesional que, además de tener una muy buena formación que articula perfectamente a la hora de ejercer como tal, lo más importante es el valor añadido que tiene como persona y su calidad […]
error: