Los Tres Tamices de Sócrates

Los Tres Tamices de Sócrates

1 diciembre, 2016 / Cuentos

Uno de los cuatro acuerdos Toltecas es: “Sé impecable con tus palabras”. Las personas, en ocasiones, no somos conscientes de que nuestras palabras son esenciales para nuestra paz interior y para construir un mundo equilibrado. Nuestras palabras pueden hechizar a una persona, a nosotros mismos entre ellos, o pueden ayudar a romper hechizos que durante mucho tiempo nos han mantenido en un mundo de incomprensión. Desde Ralaya compartimos el cuento de “Los tres tamices de Sócrates” el cual, de manera sencilla, nos hace reflexionar sobre qué comunicar y qué no.

Este cuento no es autoría de Ralaya ni de ninguno de sus componentes, simplemente lo hemos reproducido como herramienta para ayudar a la reflexión.

Sócrates tiene la clave:

Un día alguien fue a visitar a Sócrates y le dijo:

– Escucha Sócrates, es necesario que te cuente cómo se ha comportado tu amigo.

– ¡Espera! Interrumpió el sabio. ¿Has pasado lo que debes decirme por los tres tamices?.

-¿Tres tamices? ¿Qué quieres decir?. Preguntó lleno se asombro.

– Sí amigo mío, tres tamices. Examinemos si lo que has de decirme puede pasar por los tres tamices:

– El primero es el de la VERDAD : ¿Sabes si todo aquello que quieres contarme es cierto?

– No, yo lo he escuchado contar a otros, no sé exactamente si es verdad.

– El segundo tamiz es el de la BONDAD. Aquello que quieres contarme, si no es totalmente cierto, ¿es al menos algo bueno?

Dudando, el otro respondió:

– No, no es algo bueno, al contrario…

– ¡Hum!, Suspiró el sabio; ahora usemos el tercer tamiz, y analicemos si es ÚTIL decirme lo que tienes ganas de contarme…

– ¿Útil? No, creo que no, precisamente…

– ¡Entonces!, le dijo el sabio sonriendo:

Si aquello que tienes que decirme no es ni cierto, ni bueno, ni útil, yo prefiero no saberlo. Y en cuanto a ti, te aconsejo olvidarlo.

Ralaya Coaching

error: